Curiositats

Raúl Arévalo, la madurez de un tipo normal

El otro día fui a ver El aviso de Daniel Calparsoro.  El film propone un rompecabezas prometedor pero se va desinflando a medida que avanza la película. Como no me pareció una obra destacable he pensado que voy a hablar del protagonista de la peli. Raúl Arévalo, un tipo que empezó desde cero con su “compadre” Daniel Sánchez Arévalo y se ha convertido en un impresicindible de los mejores directores de nuestro país. Conocí a los dos Arévalos (Raúl y Daniel) en la presentación de la ópera prima del director madrileño Azuloscurocasinegro. Vinieron a Lleida, als cinemes Funatic y compartieron ideas y vivencias con los espectadores que nos acercamos a ver la película. Los dos ya prometían… y estamos hablando de 2006. Han pasado 12 años y he podido ver cómo la carrera de Raúl Arévalo ha ido creciendo imparablemente.

Azuloscurocasinegro le valió los primeros premios pero también le abrió las puertas a otros proyectos más ambiciosos. En 2007 Antonio Banderas lo elegía para ser uno de los protagonistas de El camino de los ingleses. Después vendrían papeles maravillosos como el de Los Girasoles Ciegos o Siete Mesas de Billar francés. Y trabajo codo con codo con los grandes cineastas españoles: Gracia Querejeta, José Luís Cuerda, Daniel Calparsoro y Pedro Almodóvar. Sí, sí, Pedro también cayó rendido a los pies de un Arévalo que junto con Javier Cámara y Carlos Areces configura un trio de azafatos “singulares” en la comedia Los amantes pasajeros.

El actor nacido en Móstoles ha interpretado también a un agente policial en el thriller La isla mínima. El mismo año estrenó la comedia Las ovejas no pierden el tren, película en la que hacía pareja con Inma Cuesta o Murieron por encima de sus posibilidades (2014), comedia en torno a la crisis económica. Más tarde participó en el thriller Cien años de perdón.

Es en este mismo año que debuta como director de largometrajes con Tarde para la ira thriller protagonizado por Antonio de la Torre que le valió un Goya a la dirección novel y otro al mejor guión original. En 2017 tampoco ha parado de trabajar y le podemos ver en Oro de Agustín Díaz Yanes y en la ya comentada al inicio del post El aviso. Creo que tenemos Raúl Arévalo para rato y yo que me alegro!!!

 

Anuncios
Curiositats

Call me by Monet

No os podéis imaginar qué sorpresa la mía al encontrar ayer buceando en Internet con una web que muestra el trabajo de una creadora filipina de 22 años que ha decidido mezclar fotogramas de uno de los mejores films de la historia reciente con cuadros de Monet. Os explico.

Mika Labrague es una estudiante de diseño de origen filipino que imaginó en su mente y luego plasmó los fantásticos paisajes de la campiña italiana como si fueran pinturas de uno de los maestros del impresionismo. La película ya es una obra de arte en sí misma, su historia, fotografía y la banda sonora de Sufjan Stevens. Eso sin olvidarnos de las magníficas interpretaciones de Timothée Chalamet y Armie Hammer. ¿Pero os imagináis estos dos personajes tumbados en medio de un campo que sea igual al que pintaba Monet? Pues no hace falta usar la mente, mirad aquí abajo:

El que ha hecho esta diseñadora es mezclar algunas imágenes más bucólicas de la película de Guadagnino con algunas de las obras más importantes del impresionismo del siglo XIX. Labrague ha contado a una revista italiana que lo único que hizo fue dejar fluir su intuición. Además tenía muy claro que muchas de las escenas que y el espíritu de la historia tenían mucho que ver con las atmosferas del pintor francés.