Series

Gigantes heridos

Enrique Urbizu ha dejado claro que es un director 10 y que puede capitanear trabajos cinematográficos en formato serie como lo ha hecho con Gigantes. Un serial que ya se está volviendo de culto y lleva poco tiempo abierto en Movistar Plus. ¿Pero que ofrece Gigantes que no tengan otras series? Yo creo que unos personajes al límite, una interpretación impecable y una historia con mucho trasfondo.

 

Una familia de narcotraficantes que controla la entrada de la droga a Europa por España… tiene bastantes ingredientes para parecerse a una de las series de moda de los últimos años cómo Narcos. Pero es bastante más que eso. Yo creo que el narcotráfico sólo es el escenario para hablar de las relaciones que se establecen entre tres hermanos tiranizados por un padre sin escrúpulos. Urbizu repite con José Coronado, su actor fetiche, que se transforma en el patriarca del clan de los Guerrero, una familia que se considera invencible y va descubriendo poco a poco, que no lo son.

La verdadera historia de Gigantes se encuentra en la pugna entre los tres hermanos (Isaak Férriz, Daniel Grao y Carlos Librado) para ocupar el lugar del padre. Una lucha que les lleva a querer acabar con la vida de los otros. Es cómo esa pintura de Goya de Saturno devorando a sus hijos… pero con la crudeza actual.

A lo largo de los 6 capítulos de la primera temporada –la segunda acaba de terminar de rodarse en Oporto y ya se está pensando en la tercera–, van desfilando infinidad de tramas que se abren a temas como el funcionamiento de la Policía, los jueces, el CNI o los medios de comunicación, con Madrid como trasfondo y la entrada de droga por el estrecho. Si todavía no habéis encontrado una serie que os enganche, no dejéis de ver Gigantes!

Anuncios
Series

El día de mañana

No es el nombre de una peli de ciencia ficción sino el de la nueva serie que se puede ver en Movistar Zero y que me ha robada el corazón. Se trata de un proyecto dirigido por Mariano Barroso  y basada en la novela del mismo nombre de Ignacio Martínez de Pisón(editada por Seix Barral). Oriol Pla, Aura Garrido, Jesús Carroza y Karra Elejalde son los protagonistas de esta serie de 6 episodios que cuenta la historia de Justo Gil, magistralmente interpretado por Oriol Pla. Cuidado con este nombre porque yo creo que es uno de los mejores actores españoles de la actualidad. Bueno volviendo al argumento de la serie, narra las peripecias de Justo que llega como inmigrante a la Barcelona de los años 60. Allí entabla relación de amor con Carme (Aura Garrido) y con el policía Mateo Moreno que lo introduce en el mundo del espionaje.

El día de mañana es una serie de personajes perdidos en una Barcelona que vive la posguerra más dura dominada por el franquismo. Podría ser una historia de perdedores porque, en realidad, todos ellos pierden por el camino pero Justo y su mirada optimista lo aguanta todo. Ha estado la gran sorpresa de la temporada y su factura de producción permite equipararla a las series de la BBC. No tiene nada que envidiar, además la presentación en 6 capítulos de casi una hora se asemeja totalmente al formato británico.

Con sus aciertos y sus errores porque también los tiene (los personajes entran muy fuertes pero la historia se ralentiza a partir del capítulo 4) creo que es una serie que se tiene que ver y exportar a través de plataformas como las de Netflix. Calidad y buena acogida del público no tienen por qué ir reñidas: ahí están la reciente Fariña o, con parecidos con la que aquí nos atañe, El tiempo entre costuras.

Larga vida a las buenas series!!

Documentals

Muchos hijos, un mono y un castillo

Julita es la musa de Gustavo Salmerón y se ha convertido en “nuestra musa”. Julita es la protagonista del documental Muchos hijos, un mono y un castillo que está recogiendo premios en muchos de los festivales a los que se presenta. La idea parte de la mente de Salmerón (actor convertido en director, con ayuda de su compañera Beatriz Montañez) y se grava durante 14 años. Todo empieza durante una matanza del cerdo en el castillo que luego se volverá parte imprescindible del documental.

Julita es la matriarca del clan Salmerón. Casada con el señor Salmerón y madre de seis hijos (sí, seis!) empieza explicando a cámara lo que quiere que hagan con ella cuando se muera para comprobar que está muerta de verdad. Empiezan las primeras risas que nos acompañaran a lo largo de las peripecias de esta mujer que ha visto cumplidos sus tres sueños en el vida: tener muchos hijos, tener un mono (que se volvió muy violento) y tener un castillo (que tuvo que vender porque tenía muchas deudas). Aunque el hilo conductor de la historia surrealista de este clan es la búsqueda de unas vértebras de la abuela de la protagonista que el director (hijo) quiere enterrar para que no traigan mala suerte.

En todo este trayecto por la vida de Julita, ella se erige com una gigante de la naturalidad más absoluta. Es sublime el momento que muestra su tenedor (extensible) para gracia de todos sus espectadores. Especialmente tronchante  también es el momento en el que Julita -que ahora es “medio atea”- confiesa a cámara que fue falangista. El hijo no da crédito y le pregunta muchas cosas. Sus respuestas son surrealistas y, al mismo tiempo, certeras.

También tenemos otras madres de cine, protagonistas de los proyectos de sus hijos. Destacar a:

  • El desencanto‘ (Jaime Chávarri, 1976). Mítico documental que muestra la crónica de una excéntrica familia, los Panero.
  • Familystrip‘ (Lluís Miñarro, 2009). La madre del productor Lluís Miñarro conversa con su esposo mientras un joven pintor, Francisco Herrero, pinta un retrato familiar.
  • Carmina o revienta‘ (Paco León, 2012). Quizás el ejemplo más reciente que tenemos sobre una matriarca es el de Carmina Barrios. Una fuerza de la naturaleza que descubrió su hijo Paco y que ha protagonizado ya dos largos del actor también reconvertido en director.
Pel.lícules

El baile como terapia

En ocasiones me apetece ver films más ligeros pero con un trasfondo que haga reflexionar. Lo he encontrado con la última película de Fernando Colomo, La tribu. Si de entrada miras el cartel del film y te paras a pensar… que me puede aportar una historia de mujeres de mediana edad? ¿Que bailan street dance y hip hop?  Pues os aseguro que mucho. Es una lección de vida protagonizada por actores como Carmen Machi o Paco León que le dan un plus de humor a la historia. Se nota que la complicidad entre ellos dos viene de antaño (recordar que han compartido muchos años en la serie Aída) y en La Tribu se refuerza esta relación ya que interpretan a una madre poco convencional y a un hijo amnésico.

La historia no deja de ser la base de una comedia con cierta denuncia social. No se queda sólo en la superficie del problema sino que intenta buscar soluciones. El grupo de mamis protagonista de la peli está inspirado en mujeres reales de entre 40 y 60 años de Badalona que en 2016 arrasó en el programa Got Talent. Por cierto, la coreógrafa Maribel del Pino, es la fundadora del grupo de streetdance en la vida real, y también tiene un papel en la película.

Por su parte, Fernando Colomo como director –también es co-guionista- se limita a realizar un trabajo en escena fluido para que no caiga en el aburrimiento o haya tiempos muertos que despisten al espectador. En fin, yo creo que es una comedia bienintencionada que va un poco más allá de otros productos de ficción com Ocho apellidos vascos o Sin rodeos. Recomiendo quedarse hasta el final de los títulos de crédito porque sales con ganas de cantar y bailar “El hombre lapa”.